También conocido como Aceite de Sésamo, es rico en antioxidantes, conserva la humedad en la piel, hidrata, rejuvenece y nutre la piel.

Los antioxidantes son sustancias que pueden proteger las células contra los efectos de los radicales libres (moléculas producidas por exposiciones del medio ambiente).